Coaching Ontológico

Coaching Ontológico para emprendedores

Aprende lo que significa el coaching ontológico si te interesa emprender en este campo. Si sos uno de ellos, seguro que te interesa.

Te interesa conocer un poco sobre esta disciplina que se está abriendo paso entre muchas, y principalmente tienen mucha relación con la filosofía, la psicología, la antropología entre otras ciencias del espíritu. Entonces, prepárate para un chapuzón de lectura profunda.

¿Qué es el coaching ontológico?

A través del asesoramiento ontológico, en Perspectiva Social pretendemos fomentar y promover un cambio revolucionario en la vida de las personas.

Al desarrollar una conciencia integral de los símbolos culturales predominantes y de los procesos subyacentes, no lineales y holísticos que forman nuestra realidad, el coaching a través de la ontología implica enseñar «formas de ser».

El mundo se refiere a un área cultural, biológica y lingüística que se articula a través de interacciones significativas, autopercepciones, formas de vivir, valores y normas sociales cambiantes.

El coaching ontológico es crítico y radical

Al identificar los patrones y procesos que influyen en nuestras actividades, podemos cambiar los paradigmas bajo los que operamos. Las opciones que tenemos para actuar en nuestras propias vidas están moldeadas y organizadas por estos patrones y procesos.

Si nos apropiamos más del moldeado de nuestra realidad, podemos aprender a cambiar más hábilmente estos patrones en posibilidades, permitiéndonos alcanzar la serenidad, la plenitud y la eficacia en cada una de nuestras vidas.

El objetivo es aumentar nuestra influencia sobre el mundo para que podamos «ser dueños» de nuestras vidas de forma más genuina y provocar un buen cambio.

Deseamos mejorar la experiencia, el sentido y el ritmo de nuestras vidas para vivir una existencia consciente y honestamente expresada.

Para dar a nuestras vidas más significado y profundidad emocional, queremos sintonizar con los modos dominantes que las conforman.

Al comprender realmente los actos que realizamos a través del lenguaje, es decir, al percibir el lenguaje como algo más que una colección de reglas gramaticales y símbolos significativos, construimos activamente formas de ser.

Nuestro objetivo es comprender las formas fundamentales en las que utilizamos el lenguaje para hacer realidad el mundo en la que vivimos a través de una gramática dinámica de la acción.

El término “palabra” denota el alma, que es como se forma el mundo, según el conocimiento tradicional guaraní. En consecuencia, la palabra «ayvu» se convierte en un supuesto clave de la epistemología, pero lo hace desde su propia filosofía autóctona latinoamericana y no desde una filosofía occidental.

Al profundizar en nuestra conciencia de lo que impulsa las interacciones significativas y basadas en valores que creamos en nuestras vidas, esperamos prosperar emocional, monetariamente y responsablemente. Para lograrlo, podemos desarrollar competencias para comprender cómo está constituido el mundo socialmente y restringido ambientalmente.

Cambiando activamente nuestras vidas globales y personales, en lugar de actuar como receptores pasivos, podemos mejorar nuestra participación en este proceso.

El «coaching ontológico» desarrolla y afina nuestra conciencia de los mecanismos subyacentes y los símbolos sociales que determinan nuestra identidad, ubicación, valores y modo de vida.

Diferencias entre un Psicólogo y un Coaching Ontológico

La mayoría de las personas creen que los terapeutas y los coaching ontológicos realizan un trabajo comparable. Estas personas necesitan un tratamiento, pero ¿pagarán por un coaching ontológico? Aunque definitivamente necesitan trabajar con un coach ontológico, algunas personas buscarán la asistencia de un terapeuta.

Es crucial comprender las diferencias entre estas dos ocupaciones debido a esto.

Un coach ontológico es un experto principalmente desde la filosofía que ayuda a los usuarios a sacar el máximo provecho de su futuro. Los coaches ontológicos ayudan a sus usuarios a mejorar su vida cotidiana, sus relaciones y su profesión. Por otro lado, los terapeutas son expertos en salud mental que se centran en ayudar a los pacientes a superar traumas emocionales y problemas de la mente.

Para qué sirve el coaching ontológico

Aclarar tus objetivos es una de las primeras cosas que hace un coach ontológico. La mayoría de los coaches te harán preguntas para comprender mejor tus objetivos en la vida.

Un coach ontológico también puede ayudarte a identificar y encontrar soluciones a los problemas que te impiden alcanzar tus objetivos. Al trabajar con un coach ontológico, tu adquieres una comprensión más profunda de tus puntos fuertes y tus carencias.

Tu coach te ayuda a avanzar hacia la vida que siempre has deseado guiándote a través de cada una de estas acciones. Además de éstas, un coach puede ayudarte con:

  • Mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada
  • Una mayor sensación de estabilidad financiera
  • Aumentar su nivel de satisfacción laboral
  • Fortalecer y mejorar tus conexiones
  • Impulsar tu imaginación.
  • Encontrar tu pasión y decidir cuál es la mejor trayectoria profesional para ti.

Enfoque del coaching ontológico

La filosofía y la biología de la cognición son los fundamentos de un enfoque de coaching ontológico, al igual que lo son para el coaching existencial. El coaching ontológico no se basa en el concepto de mente, sino en el concepto de ser o, más concretamente, de forma de ser, a diferencia de las tradiciones de coaching de orientación psicológica (como la psicodinámica y la cognitiva).

Coaching ontológico intercultural

La comunicación entre empleados de distintos orígenes culturales que se encuentran en lugares diferentes es cada vez más difícil debido a la creciente globalización del mundo empresarial. Las diferentes culturas representan diversas mentalidades.

Características del Coaching ontológico

La comprensión compartida del problema que el coachee plantea en el diálogo y los resultados deseados del coaching, así como la interpretación del coach de la perspectiva y el problema del coachee, son componentes clave del proceso de compromiso entre el coach y el coachee.

El acuerdo de compromiso entre el coach y el coachee pone un gran énfasis en la aclaración de las preocupaciones y los resultados. El coachee puede participar en las fases de contratación y evaluación del coaching.

Procesos en un Coaching

El primero es un aumento de la seguridad en sí mismo y de la autoestima.

  1. Evitar retener las emociones en el interior hasta perder el control y no poder manejarlas más.
  2. No tomarse las cosas como algo personal, que es un rasgo de las personas más resilientes.
  3. Estar menos centrado en lo operativo y más en lo estratégico; ser capaz de dar un paso atrás y considerar el panorama más amplio.
  4. Expresar con claridad y contundencia tu posición en las reuniones, teniendo en cuenta el punto de vista de los participantes de alto nivel de la reunión.
  5. Asigna el trabajo a otros miembros del equipo en lugar de atascarte en los detalles de numerosos trabajos. Esto requiere que entiendas los resultados necesarios y cómo encajan en el panorama general.
  6. Al delegar, puedes aumentar la gama de habilidades especializadas de tu equipo.

Tipos de coaching ontológicos

Tipos de coaching: según la técnica empleada

Los siguientes modelos de coaching se diferencian de los anteriores en que dependen de las técnicas que el coach emplea durante las sesiones. Estos tipos de coaching pueden ser individuales o de grupo:

  1. Coaching Ontológico

Es un procedimiento centrado en ayudar a la persona a utilizar su lenguaje, sus procesos y sus instrumentos lingüísticos en todo su potencial. Su objetivo es la mejora y el cambio de la forma de expresarse de las personas. Se basa en las palabras y las emociones y emplea las preguntas, el diálogo y los gestos físicos para lograr la transformación.

  • Sistemas de coaching

Esta técnica de coaching no considera al individuo como una entidad independiente, sino como un componente de un sistema. Es útil analizar el efecto que las actividades de una persona tienen en su entorno.

  • Inteligencia emocional en el coaching

La base de este tipo de coaching es el trabajo de Daniel Goleman sobre la inteligencia emocional. El conocimiento de uno mismo y la capacidad de controlar las emociones son necesarios para el crecimiento personal y el bienestar. Si se utiliza eficazmente, la inteligencia emocional sirve tanto a tus intereses como a los de los demás.

  • Coaching coercitivo

Se basa en seminarios de formación que afirman que sus poderosas técnicas pueden hacer que una persona experimente un cambio profundo. Se ha criticado mucho este tipo de enseñanza debido a las técnicas que emplea. Hasta se puede comparar con los antiguos Sofistas griegos, que presumían de su sabiduría y planteaban retos sobre la enseñanza de una técnica eficaz para una cosa.

  • Coaching PNL (Programación Neurolingüística)

Para ayudar a cambiar determinados hábitos, hay que tener en cuenta cómo la persona percibe y procesa la realidad (visual, auditiva, cinestésica). El Coaching y la Programación Neurolingüística se combinan en este tipo de instrucción.

  • Coaching cognitivo

Con este estilo de coaching, el conocimiento puede ser transferido efectivamente a través del proceso de coaching. Tiene en cuenta el desarrollo de las habilidades cognitivas, incluyendo el aprendizaje, la memoria, el pensamiento y las habilidades expresivas y receptivas.

Desventajas del coaching ontológico

Al igual que otras actividades, entrenar exige compromiso, tiempo y esfuerzo. El resto de un equipo puede resentirse por el trato especial que el coach da a un usuario, aunque esto no ocurre con frecuencia. El hecho de que la tutoría requiera un compromiso económico para llevarse a cabo es otro inconveniente.

La forma de llevar una sesión de coaching ontológico

En una sesión de coaching, el cliente habla de sus objetivos y comenta sus acciones con el coach. Mientras esto sucede, el coach «guía» y camina con el cliente, planteando preguntas que fomentan nuevos caminos para avanzar.

Una sesión de coaching suele durar entre 45 y 60 minutos. Cada sesión de coaching comienza con un diálogo entre el coach y el coachee en el que el cliente intenta transmitir sus aspiraciones o metas deseadas, así como su estado emocional actual.

Ejemplos de ontología

El concepto del SER es muy antiguo, podemos encontrar entre los primeros filósofos griegos quienes hablaron del concepto de Ser en cuanto Ser. Para Parménides, el Ser es idéntico a sí mismo, es inmutable y eterno.

En respuesta a Parménides, Heráclito, plantea que en la naturaleza se encuentra el absoluto, al cual lo denominó Devenir. Para diferenciarse plantea que el Devenir posee un movimiento, es un logos divino, es como el fuego que transforma todo.

Aquí es interesante el planteamiento de Heráclito, pues en el coaching ontológico, lo fundamental es la “Transformación” de la persona. Por ejemplo, muchas personas encuentran una pasión, que se convierte como el fuego, un combustible que le impulsa o lo motiva todos los días a su transformación personal.

Aquí entramos en el campo de las emociones, pues la pasión es una de ellas, que puede ser intensa y de corta duración. Por ello se dice que en la juventud es cuando más pasiones tenemos.

Cuando la pasión se acaba, entramos en una especie de curva descendente, donde perdemos el sentido de nuestras vidas, y caemos en la rutina como dice Albert Camus, despertarse temprano, vestirse lo mejor que se puede, ir al trabajo, el caos en las calles, llegar al trabajo para hacer lo mismo de siempre, volver a la casa, devuelta el caos en las calles, cenar y dormir.

El Ser es un concepto filosófico que se refiere a la realidad material y objetiva que existe aparte de la mente. La expresión «ser social» se utiliza para referirse a un miembro de la sociedad. El materialismo dialéctico rechaza la concepción idealista del ser como algo que existe antes de la materia o independientemente de ella, así como sus intentos de inferir el ser del acto de la conciencia examinando la materialidad del universo y su ser como las mismas ideas.

Sin embargo, centrarse sólo en la objetividad de la existencia es inadecuado, ya que deja sin resolver la cuestión de si es material o ideal. El materialismo dialéctico, que reconoce que el ser es primordial y la conciencia es secundaria, interpreta la conciencia como una fuerza activa que da forma al ser y no como un espejo pasivo del mismo.

Aplicación del coaching ontológico

El enfoque de Sócrates de utilizar preguntas para guiar a los estudiantes hacia el descubrimiento del conocimiento, o mayéutica, se sigue utilizando hoy en día. La mayéutica es un término sencillo que se traduce en obstetricia, o el estudio del embarazo y el parto. La madre de Sócrates, trabajaba como comadrona.

Sócrates cambió la connotación medicinal original de la mayéutica y la reorientó hacia la filosofía. Mientras que Sócrates se concentró en «el arte de hacer nacer o dar a luz (al pensador humano)», el verdadero significado de la mayéutica es «el arte de dar vida». En el método socrático, la persona que recibe las preguntas medita y determina la respuesta por sí misma. El hecho de conocer, deriva de la palabra co-nacer o volver a nacer.

La estrategia consiste en formular una pregunta al interlocutor y, a continuación, pasar a explorar la respuesta construyendo ideas amplias. La conversación introduce al interlocutor en una idea nueva que se basa en la anterior.

Una práctica llamada coaching consiste en guiar a alguien hacia sus objetivos. El objetivo es guiar a esa persona para que encuentre las respuestas que necesita por sí misma. No se trata de ofrecer a esa persona respuestas o de esbozar las ideas que el coach tiene para ella.

Costo de una sesión de coaching

El sector del coaching no está regulado, lo que ha hecho que los coaches fijen sus tarifas en una amplia gama de precios.

Algunos cobran por horas, otros por meses y otros por el paquete completo de coaching.

Como la mayoría de los especialistas, los coaches ontológicos suelen cobrar por horas. En América Latina, un coach suele facturar entre 40 y 85 dólares por hora. Sin embargo, estos costes de coaching no son uniformes.

Es probable que los coaches novatos que buscan clientes cobren menos de $ 40 por hora, mientras que los más experimentados cobran más de $ 100 por hora.

Como la clientela se centra en las sesiones de coaching individual, muchos instructores facturan por horas. Sin embargo, hay que asistir a varias sesiones de entrenamiento si se quiere cosechar todos los frutos del uso del coaching ontológico.

Lo ideal es elegir un entrenador que ofrezca paquetes de coaching mensuales completos para dichas sesiones.

La mejor parte está aquí.

Los paquetes mensuales pueden ser más asequibles que los cargos por hora. Esto se debe a que el paquete mensual promedio de un coach cuesta entre 150 y 250 dólares. Si diez clientes pagan cada uno 250 dólares al mes por un paquete, sus ingresos mensuales serían de 1500 a 2500 dólares. ¡El cielo es el límite!

La idea de que este tipo de coaching es un servicio costoso y de alta gama es una de las principales causas de que los costes de los coaches sean elevados. Debido a esta actitud, es probable que la mayoría de las personas que quieren realizar cambios significativos en su vida acudan a entrenadores que cobran menos que el estándar del sector.

Para evitar ser tachado de coach barato, la mayoría fijan sus tarifas en la media del sector o por encima de ella.

El hecho de que la mayoría de los coaches sólo tengan un pequeño número de clientes contribuye a los elevados precios del coaching ontológico. Un coach profesional suele trabajar con menos de 10 clientes a la semana. Un coach puede satisfacer mejor las necesidades de cada cliente cuando tiene menos clientes. Por ello es mejor no cobrar muy barato, por la calidad misma que se verá reflejada en cada usuario.

Las especialidades de los coaches son otro aspecto que puede hacer subir el coste del coaching ontológico. En general, los coaches corporativos, ejecutivos y académicos cobran más que los coaches ontológicos generalistas.

Puedes mirar nuestros Planes de Coaching Digital

¿Por qué algunos coaching son más caros que otros?

Esto depende de una serie de variables. Para empezar, el público al que se dirige un coach tiene un impacto significativo en la forma en que influye en sus cobros. Es probable que los coaches para directores generales cobren más que los que trabajan con personas normales.

La ubicación también es importante. Los instructores de EE.UU. y Europa Occidental facturan más a los clientes que los de otras partes del mundo. Además, es más probable que un coach que trabaje en Nueva York o Londres cobre más que uno de una ciudad como Argentina.

¿Cuánto gana un coach ontológico?

Un coach ontológico puede ganar tanto dinero como cualquier otro profesional independiente, no uno que recibe un salario de una empresa o del gobierno, sino un emprendedor.

La escalabilidad de su modelo de negocio de coaching, ya sea a nivel de su propia marca o de infoproductos que pueda obtener para vender en línea, repercutirá en la cantidad de dinero que pueda ganar realmente.

Las posibilidades son tantas, como cualquier otro emprendimiento que uno pueda realizar, por lo tanto, de que el coach pretenda un monto de dinero cada mes, pues también puede no obtener ningún beneficio si no le dedica tiempo a platear su propio modelo negocios.

Además, al ser una persona emprendedora, por lo general debe aprender técnicas de marketing digital y también trabajar con una web profesional para poder promocionar sus servicios, con ello también necesitará de conocer técnicas de SEO para emprender su sitio web.

Entonces el coaching ontológico necesitará de un Coaching Digital, que lo ayude a sumergirse en el mundo de las tecnologías de la información y la comunicación.

Puede que te interese nuestros Planes de Coaching Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *