La economía del futuro será del Mborayhu

En la economía del futuro la lógica será del Mborayhu

Una de las preguntas que siempre nos hacemos, es pensar sobre la economía del futuro. La historia no cuenta sobre los hechos pasados, en el cual las personas realizaban los intercambios comerciales, desde el truque hasta el invento del dinero como un mecanismo de cambio entre dos o más objetos con valores iguales o no.

La economía nos enseña las leyes sociales que intervienen en las relaciones entre las personas al realizar una operación monetaria.

La economía política, es la ciencia que se ocupa sobre las relaciones de capital entre las personas y su administración. Existen corrientes que defienden la intervención del Estado en la economía para regular los mercados, y están aquellas que argumentan que nadie puede intervenir, pues ella se regula así misma mediante la oferta y la demanda.

Economía del futuro: Mborayhu

En la economía del Mborayhu, la lógica es muy diferente, la oferta y la demanda pueden existir, pero no intervienen en las relaciones de las personas. Para que podamos entendernos, debemos reflexionar sobre este concepto.

Esta forma de economía es la que practicaban antiguamente los guaraníes. Paradójicamente, nuestra moneda de cambio se denomina “Guaraní”. En fin, en nuestra reflexión debemos analizar el origen de la palabra “Mborayhu”.

Esto podemos hacer la siguiente manera: Mbo+ra+y+hu; en la que tenemos; Ruido pequeño+futuro+agua+encuentro.

Al realizar la interpretación de la palabra para que podamos obtener una representación mental o ideograma, decimos que el “Mborayhu” es como un pequeño ruido de agua que fluye al encuentro, y se refiere a un sentimiento puro.

Este concepto es netamente latinoamericano en el plano filosófico, pues lo que se observa es que existe una relación de “Alteridad” de reconocimiento o reencuentro con el “OTRO”, que toma en cuenta todo su SER, su “TEKO”, y en función a esto se establece una relación equitativa  de lo que el otro necesita para desarrollar su “TEKO PORA” y su “TEKO KATU”.

En esta economía que vivimos, el precio se establece desde una perspectiva de Venganza, del “TEPY”, y es opuesto a la lógica de reconocimiento del Otro, porque el sentimiento que se genera en las relaciones equitativas no posee precio, NDAHEPYI.

El Teko Porã, es un modo de SER espiritual, y el Teko Katu, es el modo de Ser auténtico y libre. El destino del Paraguay está en el sentir del encuentro con su pueblo.

La economía del Mborayhu, nos devuelve el sentido y el camino a seguir en esta vida trillada de incertidumbre económico.

Es por ello, que nuestros emprendimientos, están basados en el encuentro con el Otro, sólo ahí podemos desarrollarnos como seres auténticos y libres.

Siempre estamos mirando con perspectiva social a todos los emprendimientos, pues apostamos por la economía del futuro, donde las relaciones serán distintas.

Actualmente, en el mundo del emprendedurismo online, donde las personas que poseen un negocio en internet, todos los días debe estar buscando a otras personas con quien cooperar, porque es eso se resume.

Las personas que se lanzan para emprender online, deben saber que una de las principales premisas en este negocio es el otro que está emprendiendo de la misma manera que uno, sin importar en el rubro en el cual está.

Muchas veces, tenemos que colaborar con personas que no son emprendedoras, que viven de una forma asalariada, y sin embargo, debemos invitarlos a que colaboren con nosotros

Es por todo ello, que la economía del futuro, podrá revertir las desigualdades económicas que nos llevan a contraer mercados que no consumen productos ni servicios de calidad.

Por lo tanto, nuestro éxito en una economía del futuro estará directamente relacionada a lo que consumen nuestros pueblos, mientras tanto los países con más desarrollo económico siempre nos llevarán la delantera.

Averigua más sobre las economías solidarias

Los aspectos de la economía solidaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *