El aula virtual como una nueva forma de aprender y enseñar

El aula virtual, es uno de los desarrollos interesantes que vienen a configurar una nueva forma de aprender y de enseñar. El conocimiento se encuentra por toda la red, sin embargo, el procesamiento de los contenidos en una disciplina todavía necesita de la intervención humana. Aunque esto está cambiando rápidamente, pues se viene la web 4.0.

Entonces, el aula virtual es un entorno de aprendizaje en línea, en la cual se realizan los intercambios de saberes entre los educadores y los estudiantes, ambos usuarios de la plataforma online.

Dentro de la plataforma, se comparten los conocimientos de diferentes maneras, a través de varios recursos que existen por internet, como son las páginas web, los spot de audio, vídeos tutoriales, los documentos de diferentes formatos, etc.

Por lo general, un aula virtual no posee límites en cuanto a la cantidad de estudiantes, pero esto depende exclusivamente del servidor contratado para el efecto. Se configura para un aula una cantidad máxima de 1000 estudiantes para no saturar el servidor.

Las ventajas de enseñar en un entorno online son enormes, pues los usuarios pueden acceder en el momento en que les parece mejor, durante las 24 hs de la semana, por así decirlo, está abierta el aula.

También, el docente puede realizar sus clases virtuales de una manera organizada en un solo lugar, pues los contenidos se administran de una manera jerárquica, por lecciones que los estudiantes deben cursar, y de esta forma realizar el proceso de enseñanza aprendizaje.

En las plataformas educativas, el docente puede llevar un control de cada estudiante según las lecciones que haya desarrollado, como así también controlar los exámenes que los mismos hayan realizado. En cuanto a la corrección, por lo general, el sistema lo hace de forma automática, a no ser que la corrección necesite de la intervención humana, por ejemplo, cuando se trata de temas cualitativos, donde los estudiantes deben demostrar ciertas capacidades en cuanto al desarrollo de sus ideas en los exámenes o trabajos prácticos.

El sistema de aulas virtuales

Las aulas virtuales son conocidas como Sistema de Gestión para el Aprendizaje (Learning Management System, LMS). Entonces, podemos decir que es un espacio simbólico donde se realiza el proceso de intercambio de conocimientos entre los usuarios, que para poder comunicarse entre sí y acceder a las informaciones de un curso dado, utilizan por lo general las conexiones mediadas por computadoras, aunque en la actualidad, se accede fácilmente mediante tabletas y teléfonos inteligentes.

En un aula virtual los contenidos, por lo general se organizan en módulos de aprendizaje, en la que el docente estructura en trabajo previo todas las lecciones a desarrollar, y el sistema se encarga de habilitar al estudiante cada lección a medida que va avanzando.

Información de cada disciplina dentro del aula virtual

  • Datos de la Materia
  • Arquitectura: Temas
  • Programa de la Materia
  • Cronograma
  • Plan de Evaluación
  • Datos del Tutor
  • Soporte Instruccional
  • Soporte Técnico
  • Preguntas Frecuentes
  • Foros y chats
  • Webinar

Documentación del curso: En un aula virtual, los documentos que se ponen a disposición de los estudiantes, como los textos digitales, audiolibros, vídeos, enlaces a páginas web, son el producto del trabajo y la investigación previa del docente.

Asignaciones: En la administración de nuestra aula virtual nos aparecen las asignaciones que son plantillas en la cual el docente coloca todas las descripciones en relación a la materia o curso, de tal manera a que las actividades queden organizadas según la arquitectura preestablecida.

Herramientas de comunicación e interacción dentro del aula virtual

Por lo general, el aula virtual posee sus canales de comunicación con el cual se comunican los estudiantes con los docentes, o entre los mismos estudiantes. Estos canales son los chats, foros, webinar, correos electrónicos, etc.

Si rastreamos en la historia, el aula virtual está ligada a lo que tradicionalmente se conocía como educación a distancia, que en la actualidad se lo conoce como educación en línea, más comúnmente “e-learning”, por su acrónimo en inglés.

Docentes inmigrantes en plataformas online

Para ésta época en la que vivimos, hablar de docentes inmigrantes, no es precisamente de aquella persona que sale de su país en busca de mejor vida, sino hace referencia a una comparación análoga al sujeto que sale de su país natal y llega a otro que es totalmente extraño en todo sentido.

Es como el lenguaje, cuando el idioma no es similar, el extranjero debe iniciar un proceso de aprendizaje por necesidad para poder sobrevivir en un mundo desconocido.

Los problemas surgen, cuando el inmigrante intenta comunicarse con los nativos, estos no entienden lo que quiere decirles, y en la mayoría de las veces se recurre al lenguaje universal de señas y corporal.

Entonces, aparecen las limitaciones para el extranjero, pues debe iniciar un proceso de aprendizaje y adaptación si quiere seguir viviendo en ese país.

El docente inmigrante, es el extranjero que empieza a tener problemas de comunicación con los nativos, que son los estudiantes de ésta época, también conocidos como “millenials”.

Actualmente, son muy pocos los docentes que implementan el aula virtual en sus prácticas educativas de una manera eficiente, atendiendo a un modelo programático pedagógico.

La mayoría de los docentes han sido formados de una forma tradicional, en cuanto a lo que se refiere a los modelos o paradigmas educativos[1], y en la actualidad con el “Paradigma Constructivista”[2], muy pocos fueron capacitados en el uso de las TIC’s para la educación.

Los que avanzaron en sus competencias, son aquellos docentes que optaron por la formación autodidacta, pero también de la misma forma que el extranjero aprende a vivir en mundo extraño. Se aprende los códigos del lenguaje, los vocabularios, y luego se aplican a la vida.

En la actualidad, se puede observar como la incorporación de las TIC’s en la educación ha sido bastante significativa en la vida de muchas personas, pues el aprendizaje ha tomado una ruta que va hacia la democratización en el acceso al conocimiento gracias al aula virtual.

También es de entender el rechazo a incorporar las TIC’’s en el ámbito educativo, pues el temor a lo desconocido es lo que nos lleva a situarnos en una zona de confort de la cual no queremos salir.

Pero el mantener esta postura, conlleva a muchos problemas con los nativos, pues los docentes inmigrantes no poseen las competencias necesarias para desarrollar y transmitir los conocimientos. Se ven superados por la vertiginosa velocidad en como la sociedad digital transmite los conocimientos.

Tal es el problema, que los estudiantes se cuestionan el verdadero propósito de la educación formal, en cuanto a la necesidad de asistir en forma presencial y masiva a las instituciones físicas de educación.

Con las facilidades que se cuenta en el mundo actual para acceder a la información con un aula virtual, inclusive a formar parte de la creación y el desarrollo de las mismas, pone en Jaque a todo el sistema educativo.

Es por ello, que existe la necesidad de disminuir la brecha digital entre los docentes inmigrantes y los estudiantes nativos en relación al uso de las TIC’s.

Los docentes deben potenciar sus capacidades en la utilización de las plataformas virtuales como una de las formas de superar la brecha digital.

Estudiantes nativos digitales en plataformas online

El término “nativos digitales” fue acuñado por Marc Prensky en el ensayo “Digital Natives, Digital Immigrants”, publicado en 2001. Lo que propone, es la diferencia entre las personas que han crecido y familiarizado de manera natural con las diferentes tecnologías y aquellos que no lo hicieron.

Los estudiantes nativos digitales, son la primera generación que ha crecido en el vertiginoso mundo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, con las computadoras, el acceso a internet y también el uso de los videos juegos.

Sus preferencias de aprendizaje se centran más en los audiovisuales y las imágenes ante los textos, prefieren los juegos en línea y estar prácticamente conectados la mayor parte del día a internet.

Prácticamente, todos los estudiantes de la secundaria y también en la primaria, el uso del teléfono inteligente se ha extendido de forma considerable, y en la mayoría de los casos conlleva a problemas en el aula, pues los mismos prefieren estar navegando en vez de atender lo que dice un docente en la clase. Les resulta completamente aburrido.

Toda la experiencia que vive el estudiante digital, de su exposición diaria a la conectividad global, y a las variadas tecnologías ha cambiado por completo las formas de aprender, de comunicarse y convivir en el aula de clases. Todo esto, se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los docentes.

La brecha digital, cada vez es más notoria, pues a los estudiantes le resulta natural todo lo relacionado al mundo tecnológico, mientras que la mayoría de los docentes se resisten a una reducción de la brecha, que no es más que competencias en el uso de las TIC’s. Los docentes necesitan de una alfabetización digital que le facilite el trabajo con sus estudiantes.

Es muy importante que cada institución educativa implemente un campus virtual para el desarrollo programático de las clases, pues los estudiantes cada vez más están familiarizados con las tecnologías.

Aunque, los modelos educativos todavía no se han incorporado en los grandes cambios paradigmáticos[3], es imperioso que los docentes por lo menos aprendan el idioma de los estudiantes para lograr un mejor relacionamiento para maximizar el aprendizaje.

Los nativos digitales, se adaptan fácilmente y rápidamente a los cambios vertiginosos que se produce en el mundo de la tecnología, sin embargo no sucede lo mismo con los docentes inmigrantes, que apenas terminan de aprender una habilidad o competencia, no puede realizar los mismos cambios que sus estudiantes.

Todo esto, lleva consigo muchos problemas en el aula, que se investigan, y los primeros resultados son aquellas que muestran a los estudiantes con problemas de atención, la hiperactividad, y en algunos casos estudiantes con capacidades extraordinarias que en las aulas no le satisfacen los conocimientos del docente.

Algunas de las características de los estudiantes digitales

  • Les gusta tener el control
  • Les gusta escoger
  • Son orientados al grupo y a lo social
  • Son inclusivos
  • Son usuarios expertos de la tecnología digital
  • Piensan de manera diferente
  • Son más propensos a tomar riesgos
  • Ellos valoran el tiempo libre

¿Las TICs son un nuevo paradigma?

Por lo general, cuando hablamos de entornos online, o de la incorporación de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación en la educación, pensamos en un nuevo paradigma que entra a romper nuestros esquemas de enseñanza aprendizaje. Pero realmente, ¿son un nuevo paradigma las TIC’s?

Uso de Las TICs en el aula virtual

En sí mismo, las plataformas online no representa un nuevo paradigma, sino más bien, es un avance tecnológico para la enseñanza, en la cual se aplican los recursos informáticos disponibles para mejorar la calidad educativa.

La implementación de las TIC’s, lo que favorece es el acceso a la información, y en esto consiste el avance pedagógico, pues se inserta dentro de un “Paradigma Normal”[4] establecido, que es el “Constructivismo”[5].

Una institución educativa que incorpora nuevas tecnologías en las aulas, no necesariamente está innovando, en lo que se refiere a la calidad de la enseñanza. Sin embargo, es importante que una institución cuente con recursos tecnológicos a que se encuentre completamente sin los mismos.

Existen evidencias sobre la incorporación de las tecnologías en la escuela y el rendimiento de los estudiantes, en la cual se observan que, a mayor incorporación de tecnologías en las escuelas o en los hogares, es poco probable que resulte en mejoras significativas. (María Cortelezzi, 2018)

Por lo tanto, podemos decir que la incorporación de las TIC’s no mejoraran necesariamente la calidad educativa (Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), 2018), sin embargo lo que realmente cambiará, es el tipo de programa pedagógico, en la cual las prácticas educativas online se implementen adecuadamente para que los estudiantes sean protagonistas de su propio aprendizaje.

Hacia la alfabetización digital con las aulas virtuales

La alfabetización digital, es un nuevo concepto que aparece por la necesidad de adquirir competencias para el uso de las TIC’s en el ámbito educativo (Holmes Rodríguez Espinosa, 2014).

Es un imperativo categórico que los docentes implementen en sus “prácticas educativas” el uso de recursos tecnológicos digitales y sepan cómo llevar adelante sus clases mediante los sistemas LMS.

Si bien, en la educación superior se ha iniciado con la implementación de las TIC’s para la formación de los estudiantes de grado y postgrado, este proceso ha ocurrido en forma asistemática.

Los docentes, que ya utilizan los sistemas informáticos para el aprendizaje en aulas offline o aulas online, han tenido que aprender por cuenta propia y sin certificaciones sobre sus competencias adquiridas.

La realidad actual, va más allá de las mismas certificaciones que las instituciones educativas pueden otorgar. La instrucción o entrenamiento en el uso de las tecnologías de la información son maneras de potenciar los saberes de los docentes, que lo pueden realizar de manera autodidacta o bien a través de un profesional que los guíe en el proceso de aprendizaje. El empirismo[6] es uno de los fundamentos de aprendizaje para potenciar nuestras competencias en el uso de las TIC’s.

La responsabilidad individual de cada docente de contribuir (Holmes Rodríguez Espinosa, 2014) y potenciar sus competencias, responde a una necesidad misma de la cual no se puede dejar pasar por alto.

El futuro de la educación ya no estará en el aula, sin embargo en el presente, se deben combinar las estrategias de enseñanza presencial y la educación virtual, pues los estudiantes nativos están más cómodos en recibir información sistematizada y realizar su propio aprendizaje con los recursos tecnológicos a su disposición.

“El concepto de alfabetización informática hace referencia, de acuerdo con Tsai (2002), a los conocimientos, habilidades y actitudes requeridos para lo planteado por Norris (2001), la alfabetización digital puede ser un factor habilidad para el uso de la tecnología informática en relación con su acceso al conocimiento”. (Holmes Rodríguez Espinosa, 2014)

El objetivo para el sistema educativo, es disminuir la brecha digital que existe entre profesores y estudiantes, por lo que si un docente contribuye con su propia formación y aplicación de los conocimientos en TIC’s, favorecería a generar un gran impacto educativo y social, pues la persona que recibe educación puede beneficiarse también a nivel socioeconómico.

Las políticas públicas en relación con la educación, deben apuntar a la creación de entornos virtuales donde se puedan impartir formación en línea. Pues los docentes serán los que gestionarán los conocimientos mediante la organización de los contenidos, con lo cual se dará acceso al conocimiento mediante las plataformas.

Sin embargo, existe la posibilidad que los mismos docentes puedan implementar sus propias plataformas virtuales, y brindar un conocimiento específico a sus estudiantes, y con mejor calidad que lo haría en una institución educativa.

La creación de cursos virtuales, se diferencia de las presenciales, porque se puede realizar una sola vez y desarrollar tantas veces que se pueda, aunque existe también la posibilidad de realizar actualizaciones a cada curso, Ejemplo: Versión 1.0, 1.1, 1.2, etc.

El papel de los centros educativos como socializador de conocimiento mediante las aulas virtuales

En la actualidad, los estudiantes más críticos cuestionan la necesidad de ir a los centros educativos para recibir formación. Muchas instituciones ya no brindan una buena educación de calidad, pero existen más bien porque las personas están obligadas a matricularse en la educación formal y asistir a la misma.

Podemos afirmar, que el papel de los centros educativos es socializar el conocimiento. Pero para que ello ocurra, un aspecto muy importante es la innovación de las instituciones educativas. A esto nos referimos al aspecto programático en relación con las prácticas educativas de los maestros.

A las prácticas educativas, se debe incorporar el uso de las TIC’s en la formación de los estudiantes. Los campus virtuales son una de las mejores herramientas con las que se cuenta para desarrollar un plan educativo.

Los docentes son los protagonistas en la sistematización y gestión del conocimiento, son los facilitadores por excelencia del aprendizaje de los estudiantes. Los profesores elaboran una malla curricular en la cual los estudiantes puedan elegir como quieren aprender, el tiempo y la intensidad del estudio, como así también la posibilidad de acceder a la información en cualquier momento y lugar.

Los centros educativos deben estar equipados para acceder a la red internacional del conocimiento. La conectividad a internet es clave para brindar una educación de calidad. Las instituciones educativas serán el punto de encuentro para los estudiantes.

La socialización se desarrollará de diferentes maneras, y por diferentes medios. Sin embargo los educadores serán los dinamizadores para que los estudiantes puedan socializar los conocimientos.

Los centros educativos no deben estar abiertos sólo para estudiantes que deben cursar la educación formal, sino abrirse a la sociedad misma. Pues se pueden realizar todo tipo de cursos online y capacitaciones para cualquier persona.

Las instituciones educativas, muy pronto competirán por brindar calidad educativa, no sólo ofrecer el servicio de formación, aspecto muy clásico en los países en vía de desarrollo. Para ello, se tendrá que iniciar un proceso de adaptación a las nuevas tendencias mundiales, pues la realidad así lo exige, de lo contrario estaremos ante la muerte de muchos centros de enseñanzas.

En unos años más, la certificación de la educación formal dejará de ser un monopolio de los Estados y por consecuencia de las instituciones educativas en todos los niveles.

Cómo ejemplo, en nuestra actualidad podemos mencionar a Google, que se incorpora como un actor transnacional disruptivo en relación con la formación de competencias de las personas, pues lo que importa es que las mismas puedan desarrollar y potenciar sus capacidades, para insertarse a una sociedad global del conocimiento.

¿Cuál es la función de las instituciones educativas con la implementación de las aulas virtuales?

Con el avance tecnológico y el uso masificado con diferentes medios, hace necesario replantear la función que cumplen las instituciones educativas actualmente para la sociedad.

En la actualidad, las instituciones educativas funcionan como entes que reciben a estudiantes por una cantidad de horas en la cual se desarrollan programas de estudios establecidos por la política educativa nacional.

Pero el modelo ya está muy desfasado, y la función que cumplen las instituciones, además de certificar a los estudiantes en su educación formal, sólo desempeñan como un lugar donde se depositan a los hijos, y la mayoría funcionan tipo penitenciarías, en el que el ingreso y egreso al lugar físico es muy restringido.

Pero si nos detenemos a reflexionar sobre el aspecto de la certificación de la educación formal, podemos darnos cuenta que, lo único que las instituciones educativas realizan es lanzar al mundo, a personas sin competencias básicas para desenvolverse posteriormente en su vida laboral, por lo que se convierten en industrias de la pobreza[7].

Existen evidencias[8] acerca de las falencias del sistema educativo en la formación de competencias, los estudios que se realizan demuestran lo desprestigiado que se encuentra la educación formal, y esto responde a la falta de políticas públicas y una reforma educativa que adecue su sistema a la realidad actual.

Entonces, podemos decir que la reproducción del Capital Simbólico[9] sigue siendo su función principal, pero adaptado a las necesidades mismas de los estudiantes, en cuanto a facilitar y democratizar el conocimiento.

Facilitar, implica crear las condiciones adecuadas para que el ecosistema educativo pueda desarrollarse mediante la utilización de los recursos tecnológicos en un sistema programático en la cual los docentes sean actores claves que guían todo el proceso.

La democratización es el acceso libre y sin restricciones al conocimiento mediante las facilidades que brinda la institución educativa, de tal manera que cada estudiante pueda desarrollar sus competencias en las áreas que mejor se relacione con sus intereses y aptitudes.

Si entendemos bien cuál es la función de las instituciones educativas, la pregunta que podemos hacernos es, cómo hacer que funcione? Lo que podemos responder a esto, es que el modelo educativo debe incorporar más el ocio[10] y el entretenimiento[11], pues son de esta manera como los estudiantes actuales aprenden mejor, pues ellos nacieron y crecieron de esta forma.

El aula virtual favorece el conocimiento ubicuo, en todas partes

Es indudable que el conocimiento en la actualidad se encuentra en todas partes, principalmente lo que ya se conoce, por lo tanto, aprender se convierte en una posibilidad real omnipresente, y principalmente un aprendizaje de la vida misma, lo que cambia el concepto, en el cual el conocimiento se encuentra sólo en las aulas y los únicos que pueden transmitir son los docentes.

Del conocimiento en todas partes, podemos hablar también del aprendizaje ubicuo. Por lo general, se suele relacionar con el aprendizaje a través de la conexión a internet mediante los aparatos informáticos o teléfonos inteligentes.

A lo que deberíamos ceñirnos al hablar del aprendizaje ubicuo, es a dar respuesta al contexto de enseñanza que los estudiantes necesitan, facilitar el acceso al conocimiento desde cualquier lugar mediante la conectividad a internet.

El concepto de aprendizaje ubicuo, nace de la conjunción de las teorías que predominan en la educación formal e informal, por lo que el mismo se puede hacer alusión a lo que se denomina aprendizaje situado, en la cual las experiencias de la vida misma son fundamentales en el proceso de aprender un arte, disciplina o conocimiento científico.

La incorporación de los aparatos informáticos y teléfonos inteligentes en la vida de las personas, hace necesario que las instituciones lo incorporen también a las aulas, aunque estas empiezan a desplazarlas paulatinamente con la creación de las plataformas o aulas virtuales, lo que hace posible que el conocimiento y el aprendizaje sean omnipresente.

Características del aprendizaje ubicuo con un aula virtual

Ubiquidad espacial: En el aula virtual el aprendizaje puede desarrollarse sin depender de los espacios físicos, y mediante la conectividad a internet cualquier persona puede acceder al conocimiento de forma permanente.

Ubicuidad temporal: En el aula virtual el concepto del tiempo u horario de estudio se relativizan, pues el estudiante accede a los contenidos previamente programados por los docentes, y lo va adaptando de acuerdo a su tiempo y conveniencia, y establece de esta manera su propio ritmo de estudio.

Interactividad: Si bien el aprendizaje en línea se desarrolla en forma individual, también se realiza en forma colaborativa, pues existen varias herramientas de comunicación que utilizan los profesores y los estudiantes, como los foros, chat, webinar, etc.

El docente: El cambio de rol del profesor en el aula virtual como poseedor del conocimiento en sí mismo, por el que facilita mediante la sistematización programática, para que los estudiantes sean protagonistas de su propio aprendizaje, mediante la búsqueda de información.

Variedad: Las tecnologías hacen posible que existan una variedad de recursos de aprendizaje, como los audiovisuales, aspecto muy limitado en un entorno tradicional, que en la mayoría de las veces, solo se remiten a un libro tipo manual sobre la disciplina de estudio.

Continuidad: Esta idea lo que pretende es que los estudiantes aprendan a utilizar de manera adecuada los recursos disponibles que existen con las tecnologías digitales, de tal manera que el aprendizaje, no sea solamente para cumplir un proceso educativo formal, sino más bien para que lo puedan continuar con sus aprendizajes a lo largo de toda sus vidas.

Adaptación del modelo educativo a las necesidades de los nativos digitales con las aulas virtuales

Es claro que muchos de los aspectos de la vida han cambiado en los últimos tiempos, y la tecnología es responsable de estos significativos cambios. Nuestra vida ya no es la misma sin internet, las computadoras y teléfonos inteligentes.

La adaptación natural de todo ello se pone de manifiesto en los nativos digitales, quienes son los que han crecido y convivido de forma natural estos fenómenos. Es por ello que el sistema educativo también debe adaptarse a las necesidades de los “nativos digitales” (Prensky).

El sistema educativo, debe dar soluciones programáticas en el currículum, pues se deben incorporar el uso de las tecnologías en la educación, pero no sólo como un medio o recurso más, sino seriamente debe avanzar hacia la formación online de las disciplinas.

Si bien, entendemos que estos cambios son muy costosos a nivel financiero para el estado, pero las políticas públicas se deben desarrollar para insertarse en la carrera tecno-educativa. La universalización tecnológica en la educación sería un gran paso para el país. Además existen muchos recursos provenientes del fondo para la excelencia y la calidad de la educación del FONACIDE.

A nivel de recursos humanos, se debe insistir en la formación y autoformación de los profesionales de la educación, en la cual se inserten en una carrera que los lleve a mejorar sus condiciones laborales y de vida.

Las instituciones educativas deben ser referentes y propulsoras de cambio y crecimiento profesional de los jóvenes, preparándolos para la vida misma en cuanto a la formación de competencias, pues los nativos digitales se enfrentan a un mercado cada vez más incierto.

Se deben desarrollar investigaciones pedagógicas para conocer mejor a los nativos digitales, de tal manera a que se puedan desarrollar las metodologías y técnicas adecuadas para los mismos.

En la actualidad, sabemos algunas características de los nativos digitales, y bajo las influencias con las que crecieron. Los video juegos, internet, las computadoras y los teléfonos inteligentes. Todo ello, lo que ocasiona es un gran impacto a consecuencia de la cantidad de horas que están expuestos a todos estos factores.

Estudios (Prensky) en países desarrollados, hablan de que los nativos digitales, han invertido en la lectura, menos de 5.000 horas, en cambio en los videojuegos han invertido por lo menos 10.000 horas, y a la televisión unas 20.000 horas. Esto nos da la pauta que las tecnologías son parte de sus vidas.

Si estos son los impactos en los estudiantes de la actualidad en relación con sus hábitos, es claro que también existe una modificación de las conexiones neurocerebrales en cuanto a sus aprendizajes, pues perciben en forma diferente el mundo que los rodea.

Esta adaptación del modelo educativo, debe llevar a reorganizar y replantear las prácticas educativas, en la cual se debe aprender a comunicarse con los estudiantes, entender una lengua para facilitar los contenidos en el mismo vocabulario, así avanzar más rápido, profundizar más, tomar los atajos del azar, y por sobre todo extirpar los prejuicios negativos sobre las formas para enseñar tal o cual disciplina.

Por lo tanto, la fundamental adaptación del modelo educativo a las necesidades de los nativos digitales es trascendental, pues se debe dar un giro copernicano en la cual se debe incorporar el OCIO[12] propiamente dicho, así los estudiantes podrán disfrutar de lo que más les guste, pues ellos aprenden mejor de esa manera.

Aula como espacio cerrado

En el siglo XIX, una de las soluciones propuestas para solucionar el problema de la educación de esa época fue construir aulas que puedan albergar a los estudiantes en forma masiva, de tal manera a instruir a la población, que para ese entonces necesitaba de una cierta competencia y habilidades para trabajar en las industrias.

Entonces las escuelas han empezado a surgir a raíz de la necesidad de las industrias, en la cual se necesitaba de una fuerza de trabajo para operar en las fábricas en una actividad productiva específica.

Pero las industrias no sólo necesitaban de trabajadores con competencias para desarrollar las actividades de producción, sino que se establecieron estructuralmente las escuelas de la misma manera que en las fábricas.

En las aulas, se ordenaban los lugares de los estudiantes de la misma manera que una fábrica, y el docente pasaba a equipararse a un capataz de producción. En el currículum se introdujeron los mismos tiempos que la producción requería, pues se debía entrar a una hora exacta, con recesos breves, y una disciplina férrea.

Hasta la actualidad, se mantiene esa forma de estructura en los centros educativos, el modelo mismo de educación no ha variado en su currículum[13] oculto, aunque en las políticas educativas se hablen de haber superado el paradigma antiguo.

Las instituciones públicas están obligadas a ofrecer aulas virtuales

El gasto público en cuanto a la construcción de aulas cada vez son más costosos, sin embargo en la misma sociedad que demanda de más aulas, son las personas que en la actualidad son padres de familia, que no pueden visualizar que las “aulas son obsoletas” para la educación de sus hijos, pues siguen con sus estructuras de pensamientos de una época moderna e industrial.

Las aulas virtuales rompen el esquema de los viejos modelos educativos, en donde la enseñanza aprendizaje se sustenta en el modelo de sociedad industrial.

El impacto de la posmodernidad y las aulas virtuales

Pero la realidad impacta de forma diferente a los estudiantes, pues vivimos en una época postmoderna, esto significa que se ha superado a la modernidad en relación con los sistemas de producción. Pues vivimos el mundo de la tecnología, en la cual los procesos productivos están basados por procesadores con inteligencia artificial.

Las aulas han masificado la educación para la época moderna, aunque en el Paraguay la realidad haya sido muy diferente, pues nunca hemos podido llegar a un sistema de producción en la cual las industrias hayan sido la base de la economía nacional, pues seguimos siendo un país que vive del agro, en la cual la distribución de tierras es una de las más desiguales de Latinoamérica, prácticamente vivimos una sociedad feudal.

Con estos breves argumentos, sin profundizar mucho, podemos darnos cuenta, que nuestro sistema educativo nunca ha respondido a nuestras necesidades, sin embargo se ha masificado el sistema educativo a través de las aulas como espacios cerrados, en donde la connotación que actualmente podemos darles es muy similar a una cárcel.

Entonces, la propuesta es de girar hacia otros modelos alternativos a las aulas tradicionales, ya no como espacios cerrados, sino como espacios abiertos, donde los estudiantes puedan relacionarse de una manera distinta entre ellos mismos y los maestros. Estos nuevos espacios educativos, deben tener las características de esparcimiento, libertad para el ocio y el entretenimiento, equipadas con tecnologías con conectividad a internet, deben ser espacios abiertos  multiusos y abrirse a la formación en línea.

En este aspecto, podemos dar el ejemplo como la multinacional Google, crea espacios multiusos para sus trabajadores, en donde incorpora los conceptos de ocio y el entretenimiento, con entornos agradables y postmodernos.

Los nuevos espacios educativos en entornos online, deben responder a las necesidades actuales que la postmodernidad requiere, en la cual la tecnología es el factor dominante con sus avances vertiginosos, y que impacta todos los aspectos de nuestras vidas.

El aprendizaje, cada vez debe estar más centrado en los estudiantes, se debe superar el aula como espacio cerrado para un grupo de estudiantes, estructurados con un orden establecido y jerárquico, sino más bien compartir espacios y dejar al azar el relacionamiento horizontal, y los lugares en donde se desarrolla el aprendizaje.

Entender este gran cambio cultural que se da con las aulas virtuales

Uno de los aspectos fundamentales, es entender el cambio cultural que se da a nivel mundial en la educación, principalmente en cuanto a las formas de enseñar y la manera en cómo aprenden los estudiantes.

Nuestro sistema educativo, se basa en las necesidades de una época en la cual la educación pasó a ser masificado, nos referimos al nacimiento de la época industrial, pues antes de ello, la educación sólo se daba a una elite social, y en forma personalizada.

Las industrias necesitaban de personas calificadas para incorporarse a un sistema de producción. Por lo que se desarrolló el currículum acorde a la época. También, se construyeron las escuelas para que los estudiantes puedan acudir a ellas en masa.

Las aulas, se convirtieron en los espacios de aprendizajes de los alumnos, por supuesto con ciertas reglas de comportamiento muy estrictas.

Sin saber, los estudiantes estaban siendo “adiestrados” para luego ser parte de la fuerza de trabajo de las industrias. La educación, pasó a ser funcional a un sistema productivo de una era industrial.

El Estado, ha asumido un rol protagónico al financiar la educación a su población, pues los individuos, luego debían realizar los acuerdos entre partes con las patronales para formar parte de la fuerza de trabajo de una industria.

Las necesidades del sistema productivo, llevó a plantear las especializaciones según disciplinas, fue así que aparecieron los ingenieros, arquitectos, médicos, abogados, contadores y muchos profesionales más, cada uno de ellos, con un conocimiento particular para cumplir un rol social dentro del sistema.

Se dio inicio a una carrera por obtener el “capital simbólico” (Pierre Bourdieu, 2004) para incorporarse a la sociedad y adquirir un status social de acuerdo al papel que cada profesional desempeñaba.

La educación en el ámbito de los Derechos Humanos

La humanidad empezó a avanzar a pasos agigantados, en cuanto las personas pudieron acceder a los conocimientos. Tal fue así, que con el desarrollo histórico de los Derechos Humanos, se entendió que la educación formaba parte de un derecho que todas las personas poseían, y por ello, fue que los Estados debían garantizar el acceso a la educación.

La educación como un derecho universal, en la actualidad es indiscutible. Por ello, todo el conocimiento de la humanidad es un bien intangible el cual no se le puede negar a ninguna persona.

Pero, la sociedad cambió vertiginosamente en los últimos cien años en cuanto a la forma de producción, no sólo las industrias existen, sino todo un abanico de servicios profesionales que también aportan al desarrollo del sistema productivo.

Estos cambios, se dan por el avance tecnológico, que obliga a adoptar otros tipos de comportamientos sociales y adquirir otras formas de educar a las personas.

La educación ha experimentado cambios en sus paradigmas, actualmente, el constructivismo es el que lleva la vanguardia a nivel científico, sin embargo, otros paradigmas siguen manteniéndose a niveles de las prácticas docentes en las aulas.

A nivel mundial, con la pandemia del COVID-19, se pudo observar como las prácticas de los docentes siguen el viejo paradigma. Cuando los Estados decidieron cerrar las instituciones educativas, se tuvo que recurrir a la educación virtual, en el caso de Paraguay, no se implementó a nivel programático desde el Estado.

Muy pocas instituciones educativas ofrecen a sus estudiantes la formación en línea con un aula digital, principalmente son las universidades las que han implementado un campus virtual.

Articular las prácticas de los docentes con los paradigmas actuales, es todo un gran desafío para los sistemas educativos, pues todavía muchos de nuestros educadores están con necesidades de competencias para dar los saltos cualitativos en cuanto a la enseñanza aprendizaje.

Muchos docentes en la actualidad, no poseen las competencias que el avance tecnológico hoy nos demanda, sin embargo, el cambio de comportamientos es estrictamente necesario, si se pretende llevar una educación transformadora y revolucionaria.

Los docentes, son en su gran mayoría inmigrantes digitales, y no comprenden el idioma de los estudiantes nativos digitales, por lo tanto, les cuesta una enormidad desarrollar un plan de estudios en una disciplina específica.

El conocimiento, se ha democratizado bastante a través del internet, y cada estudiante accede mucho más rápido al conocimiento, de lo que su maestro puede otorgarle.

Los estudiantes en la actualidad, aprenden de forma distinta, pues su atención no dura lo suficiente, tampoco dedican a la lectura de libros las horas necesarias, y han adquirido el gusto de aprender mediante herramientas multimedios, principalmente audiovisuales.

La brecha de los docentes con sus estudiantes, cada vez es más notoria, y esto perjudica a toda una sociedad que no entiende que los cambios en las formas de enseñar deben aplicarse, pues de lo contrario, el caos a nivel de competencias profesionales será un caldo de cultivo para una sociedad que se hundirá en la pobreza absoluta.

Inteligencia artificial en la educación

¿Las aulas virtuales implementarán la inteligencia artificial? El objetivo último de la IA, lograr que una máquina tenga una inteligencia de tipo general similar a la humana, es uno de los objetivos más ambiciosos que se ha planteado la ciencia. Por su dificultad, es comparable a otros grandes objetivos científicos como explicar el origen de la vida, el origen del universo o conocer la estructura de la materia.

A lo largo de los últimos siglos, este afán por construir máquinas inteligentes nos ha conducido a inventar modelos o metáforas del cerebro humano. Por ejemplo, en el siglo XVII, Descartes se preguntó si un complejo sistema mecánico compuesto de engranajes, poleas y tubos podría, en principio, emular el pensamiento.

Dos siglos después, la metáfora fue similar a los sistemas telefónicos, ya que parecía que sus conexiones se podían asimilar a una red neuronal.

Actualmente el modelo dominante es el modelo computacional basado en el ordenador digital y, por consiguiente, es el modelo que se contempla en este artículo.

No es de extrañar que en las aulas virtuales, las clases puedan ser desarrolladas por profesores robot, por así decirlo, porque esto ya está ocurriendo de manera informal.

Requisitos para implementar tu aula virtual

Para implementar una plataforma de educación virtual, se debe tomar algunos apuntes necesarios, principalmente en los aspectos técnicos.

Lo primero que se debe analizar es el nombre de dominio que tendrá la plataforma, por lo general las instituciones educativas utilizan los dominios de tipo .edu.py para paraguay, en otros países también lo utilizan de esa manera, pero con la terminación correspondiente a cada país.

Para comprar un dominio en Paraguay  para su aula virtual de tipo .edu.py se debe efectivizar mediante el Centro Nacional de Computación (CNC), ubicada en el campus de la Universidad Nacional de Asunción.

Ésta institución es la rectora en relación a los dominios .como.py, org.py, .edu.py, gov.py

Sin embargo, no es necesario que dominio de tu aula virtual sea de tipo territorial. Es importante decir que no necesariamente las plataformas de enseñanza virtual deben llevar el .edu.py, dominio territorial (ccTLD, country code Top Level Domain) sino que puede ser cualquiera.

En la actualidad, existen muchos dominios Dominios Genéricos de Nivel Superior o gTLD (generic Top-Level Domains) como son el .com, .org, .net, .info, etc.

Otro aspecto muy importante es el Hosting en donde será alojada la plataforma online. Debe cumplir ciertos requisitos, principalmente del lado del servidor, en la cual esté preparada para recibir mucho tráfico que consume el ancho de banda.

La capacidad de ancho de banda es fundamental que no esté limitada, para no saturar la plataforma virtual, de tal manera a que el sistema pueda funcionar correctamente.

Software de código abierto para implementar el aula virtual

En relación al software en la que correará nuestra aula virtual, podemos decir que una de las mejores y más robustas para el desarrollo programático de una institución educativa que posee muchos estudiantes es MOODLE, la plataforma de aprendizaje más utilizada del mundo.

Pero existe otros LMS muy potentes que se pueden utilizar para otro tipo de enseñanzas en línea enfocados más a las especializaciones, con la creación de infoproductos digitales de formación en linea, que por lo general es implementado por las personas que emprenden online.

Para conocer más acerca de las plataformas online te doy una asesoría gratis si agendas una reunión, que puede ser presencial o virtual

Bibliografía utilizada para entender sobre el aula virtual

[1] La forma tradicional del paradigma educativo en la cual fueron formados la mayoría de los docentes es en relación con el Conductismo.

[2] El Paradigma Constructivista se ha impuesto como la ciencia normal en educación y ha desplazado al paradigma tradicional que es el Conductismo.

[3] La gran mayoría de las instituciones conservan el modelo tradicional que hace referencia al Conductismo, todavía no han incorporado el constructivismo en sus prácticas pedagógicas, aunque en sus programas pedagógicos hagan referencia a un nuevo paradigma.

[4] El Paradigma Normal es un concepto utilizado por el epistemólogo Thomás Kuhn, en su obra Estructuras de las Revoluciones Científicas.

[5] El Constructivismo es la ciencia dominante en la actualidad, por lo que podemos considerarla como Ciencia Normal.

[6] Cuando nos referimos al empirismo, hablamos de la experiencia o experimentación del docente en el uso de las TIC’s.

[7] Este concepto, es de mi propia reflexión, pues la hipótesis para romper el círculo vicioso de la pobreza, se basa en que la educación es la palanca de cambio para que las personas puedan cambiar su condición de persona pobre a no-pobre. Sin embargo, ocurre completamente lo contrario, el sistema educativo en sí mismo, es una “industria de la pobreza”.

[8] Los estudios de Pisa, que se realizan a nivel nacional y se comparan a nivel internacional cada año es una de las evidencias a la cual podemos recurrir. Qué es el estudio Pisa, ver en el siguiente enlace: https://www.oecd.org/pisa/39730818.pdf – Reporte Nacional Paraguay 2018 https://mec.gov.py/cms_v2/adjuntos/15247?1545325232

[9] El capital simbólico es un concepto tomado del sociólogo Pierre Bourdieu.

[10] El ocio debemos entenderlo cómo una actividad placentera.

[11] El entretenimiento de por sí genera químicos (adrenalina + dopamina + endorfina = serotonina) en nuestros cerebros, lo que hacen es que el aprendizaje sea placentero.

[12] El Ocio, en cuanto a su raíz latina, hace referencia al reposo o descanso. Se utilizaba para marcar una época en que los soldados romanos tenían bastante tiempo, por lo que se dedicaban a actividades personales, realizando lo que más les gustaba. Pero la misma palabra, deriva también del griego, cuando hablan se la Skholè o Escuela, donde se practicaba el ocio.

[13] El Currículum Oculto hace referencia al concepto de Iván Ilich, en la cual habla sobre los aprendizajes que los estudiantes incorporan, aunque los mismos no aparezcan en el currículum oficial del sistema educativo.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *